domingo, 20 de agosto de 2017

Me muero por dentro me muerdo y no me importa la esperanza se ha ido la esperanza nunca vivió en mí solo me visitaba de vez en cuando ahora que ya no estas no volveré a verla quiero marcharme me mentiste me dijiste que cuando estuvieras delante de Dios te pediría que me reuniría contigo pero sigo aquí perdida en este mundo infierno más muerta que viva viviendo entre los muertos vivientes del consumismo capitalista y yo yo solo quiero estar a tu lado yo solo quiero estar al lado de la mujer que siempre me aceptó y me quiso tal como soy como fui como soy cómo será por eso ahora repito y digo me quiero marchar me quiero marchar quiero dejar todo esto atrás y seguirte en tu camino hacia el más allá a ese camino invisible que cada uno llama según crea según piense.... miedo miedo a morir miedo a vivir miedo al fin y al cabo yo deseo marchar intento que la corriente me lleve pero no tengo la moneda para el barquero quien me la dará quién me dará esa moneda para cruzar el río de los entre los muertos y los vivos la muerte en el compañera no fue mientras te estuvo esperando y ahora la llamo la extraño deseo que vuelva pero esta vez por mí
Toda pasa en un segundo.... decias,
si asi fue, te fuiste en un segundo.

Todo pasa en un segundo... decias,
si asi cambio nuestras vidas en  un segundo.

En un segundo, alegria, en un segundo, ternura, en un segundo, odio, en un segundo perdon.

domingo, 14 de mayo de 2017

El silencio de....ti.

Tus ojos, tus luceros,
brillan en mi recuerdo,
tu sonrisa, tu risa
suena como la lejana brisa

Ojala te sintiera, mi querida
Ojala te viera, mi amada

Mi querer crece con cada lagrima
Mi cariño acrecienta mi añoranza
de tus abrazos, de tus tiernos besos

Te recuerdo, te veo, te padezco..
te lloro, te río, te odio, te echo de menos

Me rompo, me hago,  me destrozo y vuelvo
a quererte sin sentido, sin un sentir lógico.

Te sufro, te lloro, te río,
me rompo, me quiebro,

Junco soy, junco doblado pero no roto,
junco al lado del río de Caronte,
esperando que me recojan para seguirte
allí donde nadie nos separará, allí donde
me cojeras de la mano e iremos juntas para siempre.

Te lloro, te recuerdo, te imploro, que intercedas por mi, para que el barquero me arranque,
me rompa, y me lleve allí donde andas, donde corres, donde sientes, donde ríes, donde vives
para siempre.

Te lloro, te recuerdo, te escribo.


El silencio tiene un precio

,
Así te pudras así te mueras engañaste durante muchos años fui parte de una mentira y una falsedad te creían bueno te creían bonito pero en realidad solo eras una serpiente de cascabel con aspecto de un ángel un ángel bueno tu madre te adoraba tu madre te ven decía mi madre tú eres su debilidad tu hermano pequeño su hermano querido pero en verdad no eres nada de eso te has convertido en nada no eres ni un extraño siquiera quiero dejar de sentir de sentir el rencor que siento por alguien que ni siquiera de mi se acuerda deseo quiero que sufras no quiero que sufras tú quiero que veas cómo sufren los que tú amas de verdad lo que tú consideras tu familia a mí me escribiste de esa palabra a mí me dejaste fuera porque sí llevo tu sangre en mis venas porque si me engañaste diciendo que me querías porque pasas de mi vida pasas de mi dolor pasas de mi soledad me engañaste te odio por eso y quiero que lo pagues y quiero ver cómo lo pagas quiero que sufras viendo sufrir como yo lo he hecho durante 4 años viendo como la mujer te se llevaba al ser que más he querido en mi vida y querré tu hermana tu hermana querida que te cuidaba te quería respetaba rezaba por ti cada día y yo deseo que cada una de sus oraciones se convierta en maldiciones que cada una de sus plegarias se conviertan en pesadillas tú espada cruel que eres quién eres no te conozco nunca te conocí me engañaste la engañaste sufriras por ello pero no porque yo lo diga ni porque lo desee porque es tu precio porque es el precio que vas a pagar porque todos tenemos deudas que pagar y tú deuda es el engaño cruel pero sentimiento de los sentimientos jugaste con los míos juzgaste con los de mi madre y eso no eso no te lo  perdono, Dios en su Madero te perdono pero yo necesito varias vidas para hacerlo no sabré de ti en mucho tiempo quizás en toda mi vida sí ha de ser así que así sea

El silencio de los vivos y los muertos

Todos se han ido, solo quedan ideas... el silencio todos se han ido solo queda el duelo ahora sola ahora no es momento para compartir ahora es momento para llorar todos se han ido.
La realidad que con sus punzante dolor marca cada latido de corazón cuando se echa de menos al qué partió primero, todos se han ido ya no queda nadie solo el qué pasa el duelo ,el que tiene el roto el corazón, el que ya no tiene alma porque se la han llevado muy lejos dónde dicen que hay un cielo dónde dicen que hay un Dios y donde dicen que algún día todos tus seres queridos se reunirán en paz y felicidad
Religiones, ideas... todo marca que hay un más allá y todo dice que nos quedamos aquí; que lo que nos queda en los que hemos vivido y ya no hay más, porque ahora creo que eso es verdad porque ya no creo que hay más allá que ha cambiado en mí qué hay de verdad qué hay de verdad en un Dios que ve sufrir qué ver padecer y todo tiene un plan pero somos tan pequeños somos tan minúsculos que no podemos comprender porque no somos dioses no somos Dios y yo me aferro totalmente a El, porque una vida sin él para mí sería un infierno en la tierra y la tierra es el infierno más cruel que conozco la muerte no es la vida es cuando conocemos a las personas es cuando las personas de una vez dijeron que te querían se demuestra sí es verdad o es mentira y en la muerte todos los colores brillan más todo huele más profundo se siente todo más profundo cuando te arrancan lo que más quieres cuando no encuentra razones para seguir adelante solo una pena qué te hace más pequeña cada día. Cuando se termina un duelo? cuando se termina de llorar al ser que más quieres en esta vida, cuándo se deja de sufrir por alguien que ya ha dejado de sufrir?
 Somos una cadena de sufrientes vivos y sufríentes  muertos; entre vivos y muertos que no se paran... los gusanos la descomposición no es la misma que tenemos en las entrañas cuando nos vendemos por unos pocos euros y le hacemos la pelota al jefe para que no nos despida, no es la misma destrucción la que acontece a los vivos y a los muertos.
 Que nos diferencia que nos hace ser mejores nosotros que estamos vivos de ellos? que ya están muertos no hay muertos vivientes no hay muertos que creen vivir yo creo que sí hay tantos muertos andando que veo cada mañana se mueven, respiran, a veces ríen, a veces lloran pero están muertos; porque no tienen humanidad no tienen compasión no tiene la esencia del ser humano la esencia que nos diferencia de las demás especies. 

viernes, 28 de abril de 2017

El silencio...de una mujer de paja

La mujer de paja ve como la lluvia la va mojando y destruyendo, las gotas de agua fría que caen del cielo, con fuerza y otras veces con besos, van desquebrajando su débil cuerpo. La mujer de paja se siente destruida, y feliz, no entiende por qué sus congéneres le tienen tanto miedo al agua, al viento, a morir en definitivo. 
El miedo a ser siempre una mujer de paja es mas grande que a morir, da gracias por esa lluvia, que la va destrozando, que va minando, y tronchando lo que es. 
Esa mujer de paja, hecha a mano, con alegría y esperanza para que proteja la siembra, lo sembrado por otros, se cansó de ser el nido de los pájaros, de ver como su frágil fachada de mujer de paja, no servia para nada, por que en realidad ella no quería proteger, quería que la protegieran a ella, acurrucarse en el nido de pájaro recién nacido y con su calor echar a volar y no estar allí quieta e inerte, sin fruto y con una labor mientras los demás siembran, ella asusta y eso no lo quiere.
Ahora, vieja, rota, mojada, quebradiza, es feliz, pero está triste. De nada sirvió todo su esfuerzo, de nada sirvió, todo en lo que que creyó, porque la han utilizado y utilizan hasta que caiga al suelo, para algo que ella nunca quiso servir, ella quería ser un pájaro,  y volar y ahora en el dia gris de su marcha lluviosa va cerrando los  ojos, va sitiándose despedazar, como el peso del agua, la va rompiendo y sonríe, Ahora seré pájaro.

martes, 18 de abril de 2017

Y dale... con ponerles puertas al campo

Corre, no te pares para llorar, ya han pasado las dos semanas de luto, y corre, que los un millón de metros lisos tienes que llegar a la meta, no vale que te pares porque te descalifican, no llores, ya pasaron las dos semanas para llorar a una madre, ahora viene quitar todo lo que te recuerde a ella, corre no te pares, no deje que tu muleta llevaba desde que tienes uso de razón te impida dejar de correr, tienes que alcanzar la meta, tienes que ponerte una disciplina, comer sano, buscar empleo a tus 50 abriles, pero tu corre no te pares ni para agua...el millón de metros lisos que corremos todos en nuestras vidas en circulo, hay que terminarlo...para eso esta la disciplina, para eso quitas todo lo que te recuerde a ella, y digo yo? como desmonto mi casa? no importa, tu desmonta la,que nada te recuerde a ella para no llorar, para no dejarte como muerta en vida en la cama, porque si, porque no puedes ni respirar y te preguntas por que sigue el mundo girando sin ella, si era un ángel pero claro este no ere su sitio, nunca lo fue, pero tu sigue corriendo, la muleta te molesta quieres cambiarla de brazo, pero no, no es buena idea, porque llevas tanto tiempo con ella, desde que naciste que no sabes cambiarla y si eso funcionaria, pero tu corre, ya no son lagrimas ya es el sudor, la incompresible, tan conocida.
Recuerdo a un medico que me decía, si te rompieras una pierna todo el mundo te diría pobrecita como tiene que doler le, pero si tienes rota la mente, el alma hecha añicos, no eso no se ve, porque pones buena cara aunque por dentro tu barco, tu misma te hundes, nadie sabe nada, nadie salvo los que miran a los ojos, y ahí, ahí no hay engaño posible, por algo es el espejo del alma.
Pero la carrera sigue y tu sigue corriendo, ahora a pasear, a ir por sitios que no te traigan recuerdos de ella, y eso como se hace si vives en Liliput?
El cronometro corre, y todos te están pasando, y tu quieres parar, pero no puedes, quieres tirar la muleta, quieres ser como los demás, pero no, eres distinta,todos somos distintos, aunque nos pongan las mismas metas, pero tu sigue corriendo, olvídate de tus años esperando la muerte suya, ya llego, y descanso, pero la soledad que hay detrás cuando cierras la puerta, el dolor de no importa desde nunca un pimiento y no de liliput, sino del pueblo de los gigantes a tu familia de sangre, eso no duele, hay que aceptarlo, y ahora que me doy cuenta, es que llevo lastre.... llevo toda una vida cuidando a la persona mas importante de mi vida, y eso pesa, dije muchos "nos" (de los cuales no me arrepiento) no eso ultimo no me pesa, por estar con ella, llevaba cuatro años esperando que me visitase el ángel de la muerte, y eso pesa que te cagas. Y ver como sus ojos dejaban de tener vida en mis brazos, eso pesa o no pesa? .
Olvida el lastre y tu corre, come sano, ponte horarios, busca empleo, se fuerte, acostúmbrate a la soledad y a estar sola, ay!!!! quiero parar la  carrera, hoy la paro, siga el mundo girando, siga todo el mundo gestionando mi duelo y mi dolor, el mas grande que he tenido en mi vida, hoy me paro y me siento a llorarla, a recordarla, a ella, su olor, sus consejos, sus risas, sus miradas, su voz cantando, el ser que se descompone en el cementerio, hoy me siento y no se hable mas.
Cuando hayas vivido lo que yo he vivido, te hayas levantado las veces que yo, y tengas tu alma con muletas y estés pasando el duelo de mi madre, mi amiga, mi confidente, mi protectora y el ser humano que mas admiro, nos sentamos y hablamos de tiempos de duelo. Porque todo ser es único, diferente, irrepetible, hijo de una madre distinta, y por eso y por cuatrocientos millones de razones yo no le pongo puertas al campo....

jueves, 13 de abril de 2017

El silencio de mi muerte

La copa del mas fino cristal conocido por el hombre, se rompió en millones de cristales pequeños, sin embargo eran auténticos cuchillos afilados. Mis pies  sintieron el dolor inicial de ponerlos sobres ellos. Empezar a caminar sobre ellos, no todos pueden. Es una prueba, es una forma de vida, vivir pisando cristales, viendo como se clavan en tu piel y va saliendo la sangre.... primero son pequeños hilos  pero a medida que sigues caminando sobre ellos se convierten en un revuelto rojo, ácido, con el olor a hierro.... y sigues caminando.
Esa es la vida, es mi vida y puede que sea tu vida.
El dolor del cristal es diferente esa penetración en tu piel  que va rompiendo tus entrañas, poco a poco, paso a paso, es una tortura muy lenta o rápida, pero no porque corras no hay cristales debajo, corre gritando, corre sintiendo el dolor en tu ser, corre esperando escapar pero no hay escape. Solo una pequeña parada, mientras sientes en tu cabeza como late tu sangre, y tu peso hace que te se claven mas.... así que intento quitarme equipaje, empiezo con emociones que pesan un montón, para que sirven? para sentir mas? Fuera!
Los recuerdos no ayudan así que fuera también!
Las normas de la sociedad falsa en la que vivimos, no me sirven tampoco. Y voy pesando menos, y el dolor parece que es menor, así que decido prescindir de ellas, los sentimientos tampoco, así que voy mas ligera quiero ser una pluma para que no me duelan mis pies, y sigo quitando cosas, voy mas ligera empiezo a no tocar el suelo y eso me anima, pero sin sentir nada hasta que lo he tirado todo y me quedo vacía. Por dentro y fuera, y así vuelo, y ya no me duelen los cristales, y no sangro, y no siento, y así he vencido, porque ya no siento nada, no hay barreras morales de ninguna manera en mi  mi vida, no hay nada, y vuelo con el viento...pero me doy cuenta que no se quien soy, no me conozco, ya no queda nada de mi. Y es que aunque vuelo por el aire, estoy muerta. He muerto. D.E.P. yo misma. Y tu, has muerto?

martes, 4 de abril de 2017

El silencio en Liliput

Cuando eres pequeña, muy pequeña y el mundo es muy muy muy grande todo se ve diferente. El miedo de vivir es tu compañero, porque al ser tan diminuta todos queriendo o sin querer te pisan, unos con buena intención, otros, descaradamente, y otros...bueno los que pasan de ti, esos te pisan mas y no se por que.
Desde que mi madre se fue, yo soy pequeña, quebradiza, una niña asustada, y con todas las buenas intenciones del mundo te pisan con consejos, que no has pedido, con ideas que no has pedido, y con lo típico, es ley de vida. 
Y yo con mi vocecilla grito, " Pero que os creéis que no se todo lo que me decís?". Pero parece que como eres tan pequeña no te oyen. Y siguen pisándote.
Pero esta ciudadana de Liliput, que sigue corriendo como en la peli de Gozilla para que no me aplasten, se aferra a tantos silencios que han gritado desde dentro de mi, que se que un dia me oirán, y ese dia ya sabre que lo peor ha pasado, que todo sigue, con sus desastres, por la naturaleza, por el mismo hombre, mis traumas personales, que intento extirpar a base de letras, como cual dentista , y he descubierto por primera vez que escribir puede ser doloroso, muy doloroso y angustioso, pero ser diminuta no me hace ser cobarde, solo pequeña para ojos que no pueden ver el dolor de un silencio eterno en el corazón.